Boy, Snow, Bird de Helen Oyeyemi

04 septiembre 2017 -
Boy Snow Bird, reseña, cubierta

¡¡Hola a todas y todos!!  ¿Qué tal?

Como veis, tras comunicaros el viernes mi regreso tras las vacaciones, aquí estoy con la primera reseña de "la vuelta al cole": Boy, Snow, Bird: fábula de tres mujeres de Helen Oyeyemi.

RESEÑA

Nadie me previno nunca contra los espejos. Durante muchos años me gustaron y creí que eran dignos de confianza. Me perdía en ellos colocando dos, uno frente a otro, de manera que cuando me plantaba en medio, mi reflejo se proyectaba infinitamente en ambas direcciones. Había muchos, muchísimos yoes. Cuando me ponía de puntillas, todas lo hacíamos, tratando de ver a la primera y a la última. El efecto producía vértigo, un enorme latido mecánico, como el funcionamiento de un autómata. Sentía el reflejo en mi hombro como algo físico. Como si fuera alguien muy íntimo, otra tontaina como yo demasiado solitaria para mostrarse selectiva con la compañía que se procura.
Los espejos son un protagonista más en esta historia, claro reflejo de ello es que la novela empieza con el párrafo anterior. A ellos se asoman las tres mujeres de esta novela, no tanto para comprobar su hermosura como si fueran la madrastra de Blancanieves, que, en parte, también, sino para percibir su realidad, saber que están, que existen.

Las protagonistas de Boy, Snow, Bird tienen una relación de amor/odio con los espejos Cuéntaselo al

Pero me estoy adelantando... Comienzo por el principio.

Boy es una joven de 15 años que en la escuela no llama mucho la atención, pero que en casa la llama toda: vive con su padre, de su madre nunca ha sabido nada, y éste no le quita el ojo de encima, siempre pendiente de cualquier desliz, cualquier nimiedad real o inventada que justifique el poder pegarla. Por eso, cansada de las palizas, Boy decide huir de su casa para alejarse lo más posible de él y de su pasado o, al menos, intentarlo. Su huida la lleva hasta Flax Hill, donde conocerá a sus nuevas amigas, Verónica y Mia, y a Arturo, joven viudo con una hija llamada Snow porque su piel es tan blanca que parece porcelana, con el que se casará y tendrá a Bird.

Hasta aquí, a primera vista, no parece un argumento muy original, ¿verdad? Sin embargo, el nacimiento de Bird supondrá un antes y un después en las vidas de Boy y Snow, sobre todo en la de ésta última ya que la primera pasará de ser su hada madrina a convertirse en la madrastra mala del cuento, debido, sobre todo, a la presión que sufre por parte de la familia de Arturo, una familia muy clasista en la que lo primordial es el que dirán.

La presión por el qué dirán es uno de los factores clave en Boy, Snow, Bird Cuéntaselo al

Dividida en tres partes y contada a dos voces, la de Boy y la de Bird, Helen Oyeyemi nos muestra tres puntos de vista de una misma historia tan diferentes entre que sí que parece que las protagonistas hayan vivido acontecimientos completamente distintos, pero, ya se sabe, todo depende del cristal con que se mire o, en este caso, desde el ángulo del que se mire el reflejo en el espejo, en el que influye la edad, la forma de ser, la condición social y la percepción del mundo que gira a su alrededor. No obstante, si algo tienen en común Bow, Snow y Bird es su fortaleza para afrontar los sucesos que les acontecen.

VALORACIÓN


Boy, Snow y Bird es una novela difícil de catalogar llena de matices, claroscuros, secretos y emociones que hacen que quieras adentrarte cada vez más en las mentes de estas tres mujeres, sobre todo en la de Boy, y que te va arrastrando hasta el final sin que te des cuenta.

DATOS DEL LIBRO

Título:  Boy, Snow, Bird: fábula de tres mujeres
Autor/a: Helen Oyeyemi
Traductor/a: María Belmonte
Editorial: Acantilado
Colección: Narración del Acantilado, 278
Fecha de publicación: Octubre de 2016
Nº de páginas: 297
ISBN: 9788416748129

Sinopsis: En el invierno de 1953 la joven Boy Novak, huyendo de su cruel padre, llega por azar a una pequeña población de Massachusetts, donde conoce a Arturo Whitman, un joven viudo y padre de una niña de seis años, Snow, cuya belleza causa en los adultos un embeleso inquietante. Tras el matrimonio de Boy con Arturo y el nacimiento de su hija Bird, las cosas cambiarán para Snow: Boy decidirá que su hijastra debe marcharse a vivir con una tía, lejos de su familia. En Boy, Snow, Bird, que afianza a Oyeyemi como una de las escritoras más originales y audaces de la última década, la autora desbarata los inveterados estereotipos que durante siglos han tiranizado el imaginario y las vidas de generaciones de mujeres, creando un relato tan fabuloso y alegórico como los cuentos de hadas tradicionales, pero mucho más compasivo.

* Esta novela fue reseñada por mí, en un principio, para Anika entre libros

8 comentarios:

  1. Hola Sandra!!

    Pues no conocía este libro y me ha gustado lo que cuentas...es verdad que la premisa inicial no es muy novedosa, pero me gusta que la historia se vea desde tres perspectivas. Si tengo oportunidad la leeré ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Antes de nada, perdona la tardanza en contestar.
      La verdad es que el que esté contado desde tres posturas distintas le da puntos, es curioso ver como los mismos hechos cambian de un punto a otro.
      Besos!

      Eliminar
  2. Tampoco yo conocía esta novela y a pesar que no te parece redonda del todo sí me parece sumamente interesante.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Inés,
      Lo es, además la forma es que está narrada es muy cuidada, lo que ayuda a que guste más.
      Si te animas a leerla, ya me contarás ;).
      Un beso!
      PD. Perdona la tardanza en contestar.

      Eliminar
  3. Hola, Sandra. Yo tampoco sabía de este libro, me gustan las historias que te arrastran sin darte cuenta y me gusta la manera de contar bajo distintas perspectivas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen,
      Me alegra haberos descubierto una nueva lectura.
      Si te gustan ese tipo de libros, entonces este te gustará seguro :)
      Besos!

      Eliminar
  4. ¡Buena reseña!

    ¿Es muy dura? El tema del maltrato infantil no lo llevo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana!

      ¡Muchas gracias! Me alegra que te haya gustado.
      No, no lo es, el tema del que hablas lo trata un tanto por encima, no se ceba con él, así que puedes leerlo tranquila.
      Besos!!

      Eliminar

Cada comentario que dejas es una inyección de motivación, así que no seas tímido... ¡Mil gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...